jueves, 20 de febrero de 2014

Posición de profesionales ante hechos de violencia en Venezuela

COMUNICADO

Nosotros, ciudadanos y profesionales comprometidos con la vida y el desarrollo humano de Venezuela, entendiendo que la paz es la única vía para construir una mejor sociedad, expresamos nuestra posición ante los hechos de violencia acontecidos en el marco de las protestas de calle de los últimos días.

En virtud de ello, manifestamos:

1. Nuestro dolor y repudio por la violencia criminal que se ha observado en calles de diferentes ciudades. Nos solidarizarnos con las familias de las víctimas fatales de estos hechos. La vida es lo más sagrado de un ser humano y nadie tiene derecho a cegarla. Es obligación ineludible preservarla.

2. Nuestro firme rechazo a los actos vandálicos contra propiedad y edificaciones públicas y privadas, en cuya arremetida se ha lesionado la integridad física de funcionarios y civiles. La destrucción del patrimonio es una forma equivocada de reclamar cambios perdurables. Ninguna transformación es instantánea.

3. Exigimos a las autoridades el respeto y protección de los Derechos Humanos y de los lineamientos y principios establecidos en nuestra Constitución Nacional en materia de orden público y uso de la fuerza por parte del Estado. Les recordamos que ellos también son seres humanos con los mismos derechos y deberes, tan dignos como sus semejantes.

4. Exigimos al Estado, máximo garante del cumplimiento del orden jurídico, una inmediata investigación sobre los asesinatos ocurridos que concluya en castigo para los responsables de estos crímenes. Esperamos máxima celeridad y máxima transparencia. 

5. Exigimos al Estado la investigación y el desarme inmediato de grupos, individuos o colectivos señalados de poseer armamento y de incitar a la violencia. El Estado es el único constitucionalmente autorizado para mantener el monopolio de las armas. No existe justificación alguna, en un Estado Democrático y de Derecho, para la existencia de grupos o individuos armados que, evidentemente, están fuera de toda legalidad. Debe suprimirse toda forma de paramilitarismo.

6. Exigimos al Estado investigar y castigar a los funcionarios de los cuerpos de seguridad (Guardia Nacional, Policía estadal y Sebin) que hayan incurrido en omisión o complicidad, o estén involucrados en hechos violentos, uso excesivo o desproporcionado de la fuerza. Las fuerzas policiales existen para garantizar seguridad y salvaguardar la integridad de toda persona. Su deber es garantizar orden y proteger la vida a toda costa.
7. Exigimos al Estado venezolano el acceso oportuno a la información de interés público. Igualmente, solicitamos a los periodistas y diferentes empresas de comunicación la difusión y el tratamiento ético y responsable de las noticias. Se ha de garantizar el derecho a la información equilibrada y la libertad de expresión.

8. Solicitamos a los manifestantes que cesen los cierres y bloqueos de calles y avenidas en aras de resguardar su integridad física y respetar a los demás ciudadanos el gozo del derecho al libre tránsito. La protesta es un medio legítimo de expresión que debe ser utilizada con responsabilidad. La defensa de un derecho no puede ser argumento para violentar otro. Para avanzar en la necesaria reconciliación nacional deben adoptarse formas y objetivos realistas y éticos de lucha que garanticen la construcción de un futuro mejor.

9. Pedimos a partidarios del Gobierno y de la Oposición un comportamiento civilizado, responsable y respetuoso de la dignidad humana. Apelamos a la madurez y sensatez y los invitamos a tender puentes que permitan alcanzar una convivencia de mutua comprensión y aceptación. Que posiciones contrarias no sean razón para el desprecio y la intolerancia. Las únicas confrontaciones aceptables son las de las ideas, respetando siempre la dignidad de la persona. Cualquier debate político debe estar orientado hacia la búsqueda y unificación consensuada de las mejores ideas y las mejores formas de dirigir los destinos de la nación.

10. Exigimos a todos los actores políticos que cesen los discursos ofensivos y descalificadores. La tolerancia y el respeto pasan por el uso adecuado del lenguaje y las acciones dentro del marco de nuestra Constitución. En lugar de acusaciones estériles exigimos investigaciones serias de las múltiples denuncias que hacen las partes. Debe acabar la impunidad para alcanzar cambios perdurables en las situaciones de violencia. Los venezolanos no queremos repartición de culpas, sino solución de problemas.

11. Considerando que muchas de las situaciones que originan el descontento de gran parte de la población son producto de otros problemas que aquejan a nuestra sociedad, exigimos el diálogo y la concertación nacional para acabar con flagelos como la delincuencia, la corrupción, la inflación, la escasez y el desempleo. Esta es la vía verdaderamente democrática y participativa para la resolución de los problemas que aquejan a todos los venezolanos, independientemente de su postura política. Es la hora de que los políticos, líderes y ciudadanos estemos a la altura de las circunstancias. Que prive la sensatez.

12. Invitamos a todos nuestros conciudadanos a adoptar una actitud pacífica, de reconciliación con aquellos que piensan diferente y que no comparten la misma postura política. Debemos centrar las energías en profundizar las instituciones democráticas, resolver problemas concretos, construir y conservar la infraestructura necesaria para desarrollar al máximo nuestras potencialidades. El trabajo creativo y constructivo es la mejor forma de alcanzar el desarrollo humano y material que nos permita vivir con la dignidad que merecemos.

13. Finalmente, conscientes de nuestra corresponsabilidad en la conducción y construcción de un mejor país, reiterando que las diferencias políticas deben dirimirse dentro de las reglas democráticas y con el deseo de formar parte de las soluciones que todos necesitamos, ponemos nuestra experiencia, talentos y conocimientos, al servicio de la nación. Y exhortamos al resto de la sociedad a incorporarse en esta tarea. Acompáñennos, juntos somos mejores.



Ciudad Guayana, 20 de febrero del 2014


Comunicado en formato portable PDF. Descárguelo desde aquí



Hasta el momento, estas son todas las personas que suscriben el Comunicado:

2 comentarios:

  1. El país necesita que cada profesional contribuya a mejorar la nación, no se trata de respaldar ideologias politicas se trata de edificar una Venezuela productiva. Nuestra nación no merece el pauperrimo estado en el que se encuentra, el llamado es para aportar ideas. El hombre busca la paz, pero al mismo tiempo anhela la guerra. Esos son los reinos exclusivamente del hombre. Pensar en la paz mientras derrama sangre, es algo que solo los humanos pueden hacer. Son dos caras de la misma moneda.
    Somos nosotros quienes decidimos como sacar Venezuela adelante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Ever, sin duda alguna el país requiere de profesionales comprometidos que contribuyan con esa Venezuela productiva que necesitamos. Como dices, no se trata de ideologías o partidismos políticos que, como vemos, no han sido suficientemente capaces de cumplir con las promesas hechas.

      El llamado siempre será para aportar ideas y para comprometerse con ellas en su concreción. Como se sostiene en el punto 13 del comunicado, los profesionales de todas las áreas, debemos poner lo mejor de nuestros conocimientos, talentos y experiencias al servicio del país. Debemos trascender nuestros círculos de influencia inmediata e ir más allá de lo que diariamente hacemos en nuestros trabajos. Ese es el desafío que hoy tenemos en nuestras manos.

      Como hemos dicho, la paz es el único camino para construir una mejor sociedad. Podremos pensar y sentir diferente, podremos tener posturas políticas contrarias, pero siempre seres humanos y como tal estamos obligados a defender y proteger la vida y la dignidad de la persona. Confrontemos ideas, pero respetemos a las personas. La paz es el camino inevitable para hacerlo.

      Sigamos construyendo juntos el país que necesitamos y el que merecemos. Hagámoslo por la senda de la paz y el respeto a la dignidad de la persona.

      ¡Saludos fraternos y un abrazo! =)

      Eliminar